domingo, 20 de abril de 2008

Soneto alejandrino en verso blanco con estrambote heptasílabo del soneto alejandrino en verso blanco con estrambote heptasílabo




Soneto alejandrino en verso blanco con estrambote heptasílabo del soneto alejandrino en verso blanco con estrambote heptasílabo

Tiene, el alejandrino, una cadencia propia
que a veces me recuerda la maldición de Sísifo
subiendo por pendientes, bajando por laderas
con una piedra a cuestas: el peso de la vida.

Y tengo que ir diciendo que a veces desearía
quedarme victorioso llegando a la cesura,
tomarme un buen descanso –lo tengo merecido-
con alguien que me diga: disfruta del momento.

Pero es la vida piedra que no se falca nunca
y te hace levantarte, salir detrás corriendo
para que no se escape por el despeñadero.

Tropiezas, caes y ruedas sintiendo que se aleja
(soneto o remolino que encuentra un agujero
y que desaparece por el desagüe abajo).

Quizá un último intento…

20 de Abril de 2008



6 comentarios:

Tere-Teresa dijo...

Me ha gustado, como te decia en el mail. Pero se me hace raro el blanco siendo alejandrino, lo llevo mejor en soneto...quizá porque el alejandrino es donde me siento mas cómoda y echo de menos la rima, será cuestión de acostumbrar al oido.
Como te decía, el fondo muy bueno, y las imágenes potentes y decidoras.
muask

Tere.

Raúl Sánchez dijo...

Volveré a la rima con el alejandrino Tere, pero todo a su tiempo, la idea es que el futuro libro tenga cuatro bloques diferenciados: dos para sonetos endecasílabos (uno de ellos rimado y otro en verso blanco) y otros dos para alejandrinos divididos de igual manera. Lo que aún no sé es de cuántos poemas constará cada bloque (¿once o catorce en relación a la sílaba? ¿diez cada uno para elegir una cifra redonda? no sé, según vayan saliendo.
El poema éste la verdad es que es de lo que me gustan, aunque la meta-poesía no sea lo más personal del mundo y hasta puede ser signo de decadencia según algunos jeje) lo que más me gusta como te he dicho por mail es el estrambote, la idea de que se quede en el aire con un último verso heptasílbo que quizá -sólo quizá- logre coronar la cima de una maldita vez sin volver a rodar cuesta abajo.
Un abrazo y a ver si se anima alguien más con los comments que me tenéis abandonao jejeje

Dr. Banting dijo...

De abandonado nada, oiga!!

En estos precisos (7:33 AM) momentos hallome tecleando el portatil de Alberto en Annville, Pennsylvania, leyendo sus curiosos experimentos alejandrinos heptasílabos en blanco"..." mientras disfruto de mi merecido Jet Lag que me impide dormir lo que yo quisiera.

Me parecen estupendos, pero empiezo a echar de menos la rima...llameme clásico.

Un saludo desde el Hogar de los Valientes.

Raúl Sánchez dijo...

Sólo decirle lo mismo que a Tere llegará la rima. A provecho para explicar que a mí se me da mucho mejor el verso blanco, de hecho, practicamente no me supone ningún esfuerzo, en cuanto concibo el poema y lo que quiero decir sale prácticamente solo -de ahí la industrial producción de mis poemas, que imagino que debe repercutir necesariamente en la calidad de los poemas aunque me pasa como a los futbolistas cuando afirman que el partido pasado aunque perdieran 5 a 0 ó ganaran 3 a 7 ya ha pasado y ahora tienen que centrarse en el siguiente partido-. A mí personalmente me gusta 'quitarme los poemas de encima' cuanto antes porque si no no descanso, quiero decir puedo estar mucho tiempo dándole vueltas a un poema en la cabeza pero en cuanto cojo el boli y el cuaderno no paro hasta que obtengo un resultado final que me satisfaga. Con la rima eso me cuesta mucho más y me puedo tirar horas delante del cuaderno comiéndome la cabeza. Aparte por mi experiencia la utilización de la rima tiene otro efecto colateral que no tiene porque ser bueno ni malo si no que dependerá del caso. Digamos que los poemas con rima 'tengo que encontrarlos' puedo tener una idea pero luego la búsqueda de la rima me la puede cambiar completamente y el poema acaba siendo algo completamente distinto, siendo yo el primer sorprendido a veces para bien y a veces conllevando un sentimiento de frustración. Eso me hace de alguna manera estar más inseguro con el verso blanco ya que como no me sorprenden siempre me queda la sospecha de si he transmitido lo que quería transmitir o sólo he expuesto una idea. paro ya, que si no aburro.
Un abrazo muy fuerte y recuerdos a Alberto a su mujer y a su hija

Raúl Sánchez dijo...

Por cierto para que acostumbren oído y gusto al verso blanco les pongo uno de mis poemas preferidos de siempre
'Échale a él la culpa' de Vicente Gallego. Una serie de endecasílabos y alejandrinos con un par de heptasílabos.
Paladeen cada verso y sobre todo no se adelanten, leánlo con calma y lleguen al final cuando toca


ÉCHALE A ÉL LA CULPA, VICENTE GALLEGO

Hoy te has ido de fiesta con amigas,
y sin que tú lo sepas me regalas
un tiempo de estar solo que ya empieza
a ser raro en mi vida, un tiempo útil
para intentar pensar en ti como si fueras
lo que siempre debiste seguir siendo
cuando pensaba en ti: aquella persona,
en todo semejante a cualquier otra,
que una noche lejana tuvo el gesto
generoso y extraño de entregarme su amor.
Pero el amor nos cambia, nos convierte en espías
ridículos del otro, en implacables jueces
que condenan sin pruebas y comparten
sus estúpidas penas con el reo.
El amor nos confunde y trata ahora
de que vea en tu fiesta una traición.

Por huir de esa trampa me amenazo
con los nombres que cuadran al que cae en su vacío:
egoísta, ridículo, inseguro, celoso...
Y como un ejercicio de humildad pienso en ti
divirtiéndote sola: te imagino bailando
y mirando a otros hombres;
al calor del alcohol
confiesas a una amiga algunas cosas
que te irritan de mi sin que yo lo sospeche,
y por unos instantes saboreas
una vida distinta que esta noche te tienta
porque eres humana, aunque no me haga gracia.

Ahora caigo en la cuenta de que dudas
como yo dudo a veces, y que también te aburres,
y que incluso algún día habrás soñado
follar como una loca con el tipo que anuncia
la colonia de moda.
Para calmarme un poco
tras la última idea, yo me digo
que el amor es un juego donde cuentan
mucho más los faroles que las cartas,
y procuro ponerme razonable,
pensar que es más hermoso que me quieras
porque existen las fiestas, y las dudas,
y los cuerpos de anuncio de colonia.

Lo que quiero que sepas es que entiendo
mejor de lo que piensas ciertas cosas,
que soy tu semejante, que he pensado besarte
cuando llegues a casa; y que es el amor
-ese tipo grotesco y marrullero-
el que va a hacerte daño con palabras
absurdas de reproche cuando vuelvas,
porque ya estás tardando, mala puta

JDNeinadel dijo...

Esta muy interesante las entradas a este blog. Soy un escritor con muchas dudas. Quiero hacer exsactamente esto...Un soneto alejandrino con estrombote y versos blancos. Mi duda es si los versos blancos dependen de la estrofa o del poema.
Por ejemplo...en la primer estro hay algunos versos que tendrian rima asonante con la segunda estrofa (desearia, vida). Se que la poesia es libre y lo que importa es la musicalidad de las palabras pero, si estariamos en un concurso de versos blancos estaria permitido este caso?
Mi pagina de face con algunos poemas mios es: JDNeinadel.
Gracias a quien pueda sacarme la duda.