martes, 8 de abril de 2008

Soneto en verso blanco del ajuste de cuentas


Soneto en verso blanco del ajuste de cuentas

Cogido tengo a Dios por las pelotas
(‘Te pillaré algún día, cabronazo’
le dije al viento cuando, como siempre,
tiró la piedra y escondió la mano).

Me pedirá perdón arrodillado
y vamos a tener unas palabras
de engendro a creador –o viceversa-
ahora que las tornas han cambiado.

‘Tranquilo que aunque apriete no te ahogo’
susurraré, calmado, cuando gima
y clame en voz aguda que le suelte

‘que sólo es una muestra de lo mucho
que vas a padecer entre mis manos
si vuelves a hacer una de las tuyas’.

8 de Abril 2008

13 comentarios:

Raúl Sánchez dijo...

Ilustración: Sin título, de Robert Motherwell

rosquilleta dijo...

fantástico!!

no lo sueltes...

Raúl Sánchez dijo...

ostras qué rápido John, jeje, la verdad es que éste me gusta especialmente
Un abrazo!

Dr. Banting dijo...

Mátalo, mátalo Rocky!!!

Muy gracioso y ocurrente. Ajustar cuentas con el creador. Me viene a la mente "Blade Runner", y la famosa escena de Roy Batty (el replicante rubiales) hundiendole los ojos a Tyrell (su creador) por el simple hecho de conocer que no podrá vivir mas...Una escena con una fuerte carga alegórica.

Que peliculon. Me la compre en DVD hace unas semanas y podría estar horas hablando de ella.

Raúl Sánchez dijo...

Vaya, parece ser que no soy el único que le tenía ganas al Barbudo. Curiosa referencia la de Blade Runner y como siempre acertada, la lástima es que el germen está en cosas más tópicas, éstos días he estado leyendo 'Ancia' de Blas de Otero y probablemente de algunos versos suyos me hayan venido estos. Lo que sí que quiero decirle es que tal vez sin proponérselo a nombrado a un personaje por el que siemto la mayor empatía y cariño posible: Rocky Balboa. Por supuesto que por la primera y la en absoluto menos digna última entrega 'Rocky' y 'Rocky Balboa' son dos mágnificas y emocionantes alegorías del artista en particular y de cualquier persona movida por la vocación en general. El anti-héroe por excelencia -hay a gente a la que aún hay que recordarle que Balboa pierde en ambas entregas y que el combate no ocupa más de un cuarto de hora en el metraje de las películas-, contiene la que seguramente sea la mejor banda sonora de la historia del cine -pues cumple lo máximo que se le puede pedir a una banda sonora, todo el mundo la recuerda y enfatiza de manera total las imágenes y pese a lo que pueda parecer escuchada en un equipo de música pierde fuerza si no va acompañada de las imágenes- ¿Creerá que en varias ocasiones mientras paseo los acordes del tema principal me vienen a la cabeza y sin ningún motivo se me eriza la piel y me entran ganas de llorar de emoción? Es un personaje que llevo muy dentro. No busque asomo de ironía en mis palabras

Dr. Banting dijo...

Oiga, oiga...

¡Nada de cachondeo con Rocky Balboa!

A mi la primera pelicula (y ponga en el mismo saco la segunda y partes de la tercera) me sigue gustando horrores. No me negará que la cuarta es un gran ejemplo de propaganda "era Reagan" y jamas he visto ni la quinta ni la última.

De la primera me gusta todo, como el cerdo. La banda sonora de Bill Conti es ya un clásico y "Gonna Fly now" todo un himno generacional. Pero el final es sin duda es apoteósico, cuando a Rocky le importa un huevo quien coño ha ganado el combate a los puntos y se lanza como un poseso en busca de Adrian solo para decirle "te quiero". Eso es amor coño, eso es romance, eso es pasión...y no las peliculitas de Sandra Bullock!!!

Grande...Vivan los antiheroes!

Raúl Sánchez dijo...

La saga Rocky no es ni más ni menos que la èpopeya personal de Sylvester Stallone. Rocky es la vida de un italiano habitante de la cocina del infierno buscando y consiguiendo su sitio -recuerde que ya para entonces es un boxeador al que se le pasa el arroz y se dedica a romper dedos para matones- y por supuesto que el final es de lo m´s emotivo que se ha filmado jamás, el resultado a los puntos se oye de fondo y a mí fíjese que siempre que la veo me sigue quedando la esperanza de que esta vez gane Rocky, por cierto, recuerde que quien ondea banderas y símbolos americanos y a quien se ridiculiza por ello es a Apollo Creed. Rocky II sigue manteniendo algo de interés-genial las imágenes de después del combate con los contrincantes en silla de ruedas y en el hospital pero claro el triunfo y la victoria no tienen tanto interés artísticamente, es la entrada de Stallone en los 80 convirtiéndose en el actor más famoso del mundo y por lo tanto del mundo. Rocky III ya la veo una película mala es tan insustancial como todas sus películas de esa época y Rocky IV es tan mala que hasta tiene ese encanto de lo execrable marca el cúlmen de su apogeo comercial. Rocky V merece una revisión aguanta el tipo hasta el final en una batalla muy mal resuelta en la calle en lugar del ring y la saga de Rocky culmina de manera colosal con la que quizá sea la mejor entrega de la saga, es Stallone recobrando para sí el valor artístico que echo a perder -todas las películas de su primera época tienen interés, por supuestísimo incluyendo la primera entrega de Rambo- voluntariamente por el reconocimiento comercial. En esta entrega Rocky es viudo se dedica a regentar su bar pero hay algo que le roe el interior 'la bestia del sótano' le llama y le lleva a subior de nuevo al cuadrilátero, pese a lo que pueda parecer el argumento es absolutamente verosímil, no le destripo más pero le aseguro que el final es igual de emocionante que en la primera y los títulos de crédito son una auténtica maravilla, una secuencia con un montaje de gente subiendo las famosas escaleras y levantando los brazos en señal de victoria, pero cuando acaban los créditos anochece y se ve una poética imagen de Rocky de espaldas, porque todos somos Rocky pero Rocky está desoladoramente solo.
Le recomiendo encarecidamente su visión

alberto dijo...

Bueno, pues que sepa que le queda poco tiempo para venir por estos lares a que le lleve a las escaleras del museo de arte de Philadelphia.

Imagino que el Dr., cuando tenga a bien venir (jeje) querrá que le dé un paseo por las inmediaciones. Bueno, pues no se amohine, que ansí lo haremos.

Por cierto, el soneto estupendísimo. He estado intentando adaptarlo a la música de segundo premio, porque es lo que más le pega, sobre todo el primer verso. Pero claro, intento fútil donde los haya.

Perdón por el atrevimiento... no lo volveré a hacer, lo prometo.

rosquilleta dijo...

lo leo una y otra vez y me encanta...

a mi compañero de piso también le encantó.
y yo lloraba, de la risa.
es genial.

Raúl Sánchez dijo...

Bueno, gracias por los comentarios. A Alberto decirle que es interesante la traslación de segundo premio y curiiosamente la canción empieza con endecasílabos pero el problema es que en el puente los va alternando con octosílabos. personalmente creo que el soneto clásico es complicado para musicalizar por que la rima abrazada (ABBA -como el grupo jeje) al cantarla no es tan asimilable como la alternada (ABAB)ya que los ecos de la rima quedarían en A muy alejados y en B demasiado juntos en el pareado y la rima de los tercetos también podría ser problemática, aparte al no varirar el metro podría resultar monótono. Eso a priori por supuesto, por que en la práctica seguro que hay mil ejemplos que salen airosos.
A Rosquilleta gracias de nuevo y a su compi de piso gracias por leerme.
Un abrazo a todos

Raúl Sánchez dijo...

A Tere,
como ves se pueden hacer más comentarios y no he tocado la configuración, así que debe ser algo de tu ordenador.
Un abrazo

Tere-Teresa dijo...

Ya veo...bueno, ahora no estoy tan inspirada..jeje, pero básicamente te decía que me había gustado mucho. Que no está mal ajustar las cuentas...que vaya dios, ese que "aprieta pero no ahoga" porque ...vaya crueldad no?

bueno, besos, y pásate por mi blog vagooooooooo

Raúl Sánchez dijo...

Me paso, Tere, me paso, pero me da vergúenza dejar comentarios, aquí los pongo porque no hay más remedio. No sé por qué pero ahora que he releído el último tuyo me ha gustado mucho más que la primera vez. Si tengo tiempo te mando un mail un día de estos detallado me han gustado mucho de los últimos 'un parque sin nombre' (quizá el que más) 'mi padre' (aunque ya te lo dije) 'preguntas' y el último aunque el verso final quizá me sabe a poco, el resto como el del parque cada vez que lo leo me dice más cosas. Por cierto que estoy a un plis de pasar al alejandrino aunque nadie sabe lo que puede deparar el futuro.
Ah A Alberto ¡Heptasílabos! el resto de versos de Segundo Premio son heptasílabos y no octosilabos. Aprovecho esta fe de erratas para pedir perdón por los miles de errores ortográficos, sintácticos y de expresión en general vertidos en mis comentarios cuya causa principal es la de escribir directamente en el ordenador y que una vez apretabo al 'publicar comentario' no haya posibilidad de corrección.
A ver que os parece el siguiente a mi hámster que me daría con un canto en los dientes si consiguiera expresar lo que quería