martes, 25 de marzo de 2008

Soneto por encargo (desenlace) o Soneto de la respuesta




Soneto por encargo (desenlace) o Soneto de la respuesta

A buenas horas sales con palabras
que tratan de expresar lo que no sientes
y si algo muestran es lo bien que mientes,
el mimo y el cuidado con que labras

los surcos de tus versos que las cabras,
instruidas por mi saña, con sus dientes,
pezuñas y sus cuernos, obedientes,
van a dejar tan yertos como glabras

cabezas alopécicas, al raso.
Ahora que pruebas de tu medicina
¿Qué tal sienta tragar toda esta inquina?

A ver si tomas nota, aunque seguro
que vas a reincidir y, en ese caso,
seré más vengativa. Te lo juro.

25 de Marzo de 2008

5 comentarios:

Raúl Sánchez dijo...

Bueno ahí va el final de la 'Trilogía del encargo'. Rompiendo expectativas ¿o acaso era de prever?

Tere-Teresa dijo...

Nada. Atípico total.

Raúl Sánchez dijo...

La verdad es que iba ya siendo hora de que alguien pusiera en su sitio al narrador de mis poemas ¿no crees? jaja
Un abrazo

Dr. Banting dijo...

Divertidisimos...

Que bien se presta el soneto a la acción colerética y colagoga (busquelos en el diccionario, amigo).

Siga creando mientras su mente se conserve agil y despierta.

PD. Y lea las entradas antiguas de mi blog si se aburre. Dicen que eran las menos malas...por aquel entonces tenia algun arranque de lucidez.

Raúl Sánchez dijo...

Dios mío, Dr. banting!:

colagogo, ga.

(Del gr. χολή, bilis, y ἀγωγός, que conduce).


1. adj. Dicho de una sustancia o de un medicamento: Que provoca la evacuación de la bilis. U. t. c. s.

¡Qué término más bello y adecuado acaba de descubrirme en su infinita sapiencia!Seguiremos escribiendo sonetos colagogos para su disfrute